26 may. 2008

Grandes momentos en el Staples Center

Pau Gasol debutó la madrugada de este miércoles en el Staples Center, tras haberse estrenado de gira con los Lakers. En un pabellón made in Hollywood, el catalán se presentó ante su nueva afición, acostumbrada a grandes actuaciones de todos los colores.

A continuación rescatamos 10 noches inolvidables en el coso dorado, por orden de relevancia:

1. Explota Kobe

En un torrente anotador sólo superado por los 100 puntos logrados por el gran Wilt Chamberlain en 1962, Kobe Bryant entra en el Olimpo de la NBA con 81 puntos ante los Raptors de José Manuel Calderón, mejorando cualquier actuación previa de Michael Jordan y el récord de la franquicia de 71 de Elgin Baylor. Por si las celebridades de Hollywood necesitaran un motivo más para dejarse ver en el coso dorado, allí queda ese reclamo definitivo: ¿dónde estabas tú el día de los 81?

2. Remontada a Portland

Por fin Los Angeles siente la llamada a la gloria de las Finales de la NBA en el 2000, pero el camino del Oeste pasa por derrotar a Portland y los Blazers no lo ponen fácil, forzando un séptimo partido en Los Ángeles, en el que gozan de una ventaja de 15 puntos a falta de 10 minutos. Con el drama palpándose tras haberse avanzado 3-1 en la serie, O'Neal y Bryant lideran un parcial de 15-0 para certificar la mayor remontada de la historia en un séptimo partido.

3. ‘Big shot Rob'

En las finales de la Conferencia Oeste de 2002 ante los Kings, Robert Horry empata la serie a dos partidos con un triple demoledor que sepulta las esperanzas de Sacramento de posicionarse arriba 3-1, con la perspectiva del quinto partido en el Arco Arena. El tiro llega con dos segundos por jugarse y un marcador desfavorable de 99-97, y tras un despeje de Vlade Divac después de sendos fallos de Kobe Bryant y Shaquille O'Neal. El pabellón explota con ‘Big Shot Rob'.

4. Último baile con ‘Air'

Micheal Jordan regresa a Los Angeles por última vez en 2003, en esta ocasión enfundado en la elástica azul de los Wizards y con 40 años a cuestas. Todo el mundo espera un adiós de película de Air, y no es que este decepcione con 23 puntos en una serie de 10 de 20... es que Bryant le roba los titulares con una actuación digna de su ídolo. Sus 42 puntos en la primera mitad y 55 totales, más que ofuscar la despedida de Jordan, resaltan el cambio de testigo, abrillantando una noche especial.

5. ‘Respuesta' respondona

Tras ganar su primer título desde 1988 con el cambio de milenio, los Lakers defienden su corona ante unos 76ers que ejercen de Cenicienta en las Finales 2001. Con sus seguidores llenando el Staples Center de escobas alusivas a una posible barrida en la serie, Allen Iverson hace honor a su apodo de The Answer y firma una actuación mágica con 48 puntos, siete seguidos en la prórroga, para dejar con un palmo de narices a Shaq, Kobe y compañía, a los que literalmente pasa por encima en el único triunfo de Philadelphia.

6. Pelea de gallitos

Segundos antes de que los Lakers certifiquen un autoritario triunfo, 96-84, sobre los Pacers en marzo de 2003, Kobe Bryant se lanza un triple innecesario a un palmo de Reggie Miller, que le espeta un exabrupto. De las palabras se pasa acto seguido a los puños y consiguiente tangana sobre la mesa de anotadores, con participantes tan ilustres como O'Neal y el chico malo Ron Artest.

7. ‘Vendetta' de Bryant

Después de que O'Neal fuera sancionado con tres partidos por pegarse con Brad Miller, de los Bulls, Bryant le rinde homenaje pintándose e el número 34 en las zapatillas y ensañándose con los Grizzlies de Pau Gasol. El catalán contempla impotente como el astro de los Lakers se dispara hacia los 56 puntos en apenas 34 minutos de pura explosión anotadora. El técnico, Phil Jackson, frustra lo que apuntaba a noche de récord sentándolo en el banquillo todo el último cuarto.

8. Adiós amargo de ‘El Cartero'

Tras fracasar en su intento de lograr el cuarto anillo seguido en 2003, los Lakers se refuerzan al año siguiente con dos All Stars como Gary Payton y Karl Malone. El Cartero llegado de Utah no quiere retirarse sin un título. Casi lo logra, alcanzando con O'Neal, Bryant y Jackson las Finales ante los Pistons y superando en el camino la marca de rebotes de Robert Parish, pero la última victoria de su carrera, el 8 de junio de 2004, marca también su declive físico, al sumar sólo nueve puntos en 39 minutos.

9. Una noche estelar

En una especie de tradición que se ha instaurado en la NBA desde 1988, un jugador de casa suele alzarse con el galardón de MVP del partido del All Star. En la edición de 2004, el Staples Center es el pabellón anfitrión y Shaquille O'Neal, el que se lleva el galardón gracias a sus 24 puntos y 11 rebotes. Pero el partido, resuelto por un ajustado 136-132 para el Oeste, recobra la emoción de antaño gracias a la implicación de las estrellas, incluido un Kobe Bryant que firma 20 tantos y cinco robos en un final Made in Hollywood.

10. La bronca de Jack

Jack Nicholson a punto estuvo de abandonar su privilegiado asiento en un partido de Playoffs ante los Spurs en 2003, después de echarle una monumental bronca al árbitro principal, Mark Wunderlich, tras la tercera falta personal señalada a Shaquille O'Neal en el segundo cuarto. El actor, que por entonces estrenaba la película Ejecutivo Agresivo, le espetó a Wunderlich que pagaba "mucho dinero" por sentarse allí en esa silla cuando este le amenazó con expulsarle del pabellón. Delirante.

Alex Oller, Diario ADN