10 ago. 2008

Estreno victorioso

La selección española de baloncesto se impuso esta mañana con bastante claridad al siempre potente combinado griego. Los dos primeros cuartos fueron los más igualado ya que el resto del partido apenas tuvo historia exceptuando el sprint final típica de los griegos en su intentona por remontar. Los primeros veinte minutos transcurrieron con varioas intercambio de canastas, continuas paradas de juegos y leves escapadas en el marcador de España. Sobresalieron Rudy Fdez por España y un efectivo Spanoulis por Grecia. Otros dos apuntes importantes fueron el estreno olímpico de Ricky Rubio y la vuelta a la selección helena del enorme Schortsianitis. Aún con un juego trabado, muchas faltas y carencias en el ritmo de partido los españoles se llevaron una ventaja que ya se veía sustanciosa, en especial por el dominio de la zonas de los pivots de nuestro equipo.

Rudy máximo anotador español, se erigió en líder del equipo en muchos momentos

La segunda parte trajo consigo un tercer cuarto casi perfecto para los españoles imponiendose en el marcador con un tremendo parcial 24-5. Las diferencias en el marcador llegaron a ser de 22 puntos por lo que se puede decir que el partido practicamente se resolvió antes del último cuarto.
Los protagonistas de esta racha fueron varios, ya que la anotación se repartió entre varios jugadores, aunque destacó sobremanera la actuación de Calderón y en menor medida de Ricky Rubio y Pau Gasol. Esto se produjo gracias al apagón anotador de los exteriores griegos y a la debilidad de la defensa interior. El último cuarto empezó con una diferencia de 14 puntos entre ambos equipos que se mantuvo durante todo el tiempo, exceptuando los dos últimos minutos de España que fueron realmente malos, dejando incluso remontar a los griegos y ponerse en el límite de los 10 puntos. Estos arreones acometidos por Zisis, Papaloukas o Diamantidis no fueron suficientes frente a un bloque español que encontró en Calderón, Berni Rodríguez o Felipe Reyes en unos ayudantes de lujo. A destacar el último triplazo de Ricky Rubio acabandose el tiempo, concluyendo así un debut más que meritorio. Resumiendo partido fácil para España que apenas tuvo serias complicaciones, gracias una defensa pegajosa y a una intensidad de juego mayor que la de su rival. Asimismo España se aprovechó de la debilidad del juego interior griego, de su malisimo porcentaje de tiros libres y de la desaparición de un jugador clave en los esquemas de Yannakis, Teodoros Papaloukas.

Estadística de España