20 ago. 2008

Sin agobios

Partido más fácil de lo previsto para España en su enfrentamiento contra Croacia en la mañana de hoy. El 72-59 final no refleja del todo la tremenda superioridad de España durante todo el encuentro. Ya en el primer cuarto España salió entonada en defensa ajustando las marcas y no permitiendo apenas que los exteriores balcánicos entraran en acción. Los croatas perdía muchos balones en intentos de penetración, por lo que España podía aprovecharse de las transiciones rápidas para cojer desorganizada a la defensa croata. Mención especial a Pau Gasol que martilleó constantemente el aro rival durante este primer cuarto, aunque sin duda la protagonista fue la excelente defensa que se vió durante todo el partido y que primeramente se plasmó en el 22-11 del final del primer cuarto. También importante la gran cantidad de faltas en ataque sacadas a los croatas hecho que demuestra el afán en defensa de los nuestras. Por parte de los erráticos croatas algún que otro chispazo de Planinic. El segundo cuarto se mantuvo por los mismo derroteros, aunque Croacia pareció activarse un poquito en ataque intentando un aumento del ritmo ofensivo. Felipe Reyes y Jose Calderón no permitieron que los rivales se acercaran en el marcador, manteniendo así a raya la diferencia de los 10 puntos aproximadamente. El partido perdió brillo y la anotación se hacia escasa, ya que ambas defensas se mantenían fuertes y se recurría demasiado al tiro exterior, materia en la que los croatas fallaron todo el partido. Pau Gasol se convirtió en nuestro abrelatas particular, rompiendo la resistencia de la defensa rival y acabando con 14 puntos al descanso. Al intermedio se llegaba con un 37-26 que dejaba las cosas bien claras, una España muy sólida en su defensa, y una Croacia incapaz de anotar desde fuera, empezando a centrarse en el juego interior para intentar remontar la desventaja.

La segunda parte empezó como un calco de la primera , manteniendo la renta e incluso aumentandola y llegando a diferencias de 18 puntos. Solo a final del tercer cuarto un arreón encabezado por Marko Tomas volvió a dejar las diferencias en 10 puntos. (51-41). Por último, el cuarto periodo fue un visto y no visto debido al parcial 12-0 que mato el partido. Pau Gasol, Rudy o Mumbrú, más Reyes en el final de partido dinamitaron el marcador a ventajas otra vez de 20 puntos dejando el animo croata por los suelos. Ya los último minutos de la basura sirvieron para que Croacia maquillase el marcador y se confirmara el 72-59 final.
Ahora nos espera Lituania que acabo barriendo a China en el otro enfrantamiento del cuadro y las cosas se presuponen mucho más difíciles para España, más cuando el gran Sarunas Jasikevicius se encuentra en un gran estado de forma, todo un peligro vamos.