10 feb. 2008

Final de la Copa del Rey 2008

Análisis de la final:

Tau Cerámica - DKV Joventut

Probablemente la final más esperada por todos los aficionados, debido a la espectacularidad que puede deparar este partido. El Tau llega tras un durísimo partido con el iurbentia Bilbao, que sólo se pudo decidir en los últimos minutos gracias al acierto exterior de Igor Rakocevic, Sergi Vidal y Mirza Teletovic. El Tau dejó en evidencia carencias varias, como los problemas del juego interior con las faltas y el todavía escaso nivel de los bases. Zoran Planinic está pasando inadvertido por Vitoria, y Pablo Prigioni sólo sale a relucir cuando convierte algún triple suelto. Aún así el equipo vitoriano cuenta con el valioso factor cancha, el trío anteriormente dicho en un gran estado de forma y la presencia de un renacido Pete Mickeal, que ya ayer contribuyó enormemente a la victoria, asegurando el rebote, la defensa y buenos puntos.

DKV Joventut salió victorioso de otro igualado partido con el Real Madrid, que también tuvo que esperar hasta el último cuarto para su definición. Rudy Fernández se comportó otra vez como el líder del equipo, mientras que, Ricky Rubio no tuvo una actuación muy acertada. La escasa aportación de Ricky en esta caso fue reemplazada por un gran partido de Demond Mallet, peligrosísimo en la línea de 6.25, Hendrik Jagla y sobretodo el tremendo final de partido de Hdez Sonseca que se comportó como un coloso en la zona y no permitió a los pivots del Madrid que dominaran en los último minutos.

En teoría, no hay favorito claro para este partido, por un lado tenemos a un Tau hipermotivado jugando en casa, pero con lagunas claras en su juego. Por otro lado tenemos a un Joventut capaz de aniquilar un partido en pocos minutos o de echarlo a perder en el mismo tiempo por las pérdidas de balones o por un juego demasiado alocado.