11 feb. 2008

Mago de cristal: Tracy McGrady

En este artículo voy a hablar sobre uno de los jugadores que más ha influenciado a los aficionados de la NBA, sobretodo a los que se iniciaron en ella a partir del año 2000 aproximadamente. Hablo de Tracy Mcgrady, un jugador capaz de hacer cosas imposibles, como meter 13 puntos en apenas medio minuto, promediar durante dos años más de 30 puntos por partido y hacer gala de una elegancia en el parquet que nos hacía recordar tiempos pasados. Pienso incidir sobretodo en la biografía del jugador, también en el tema de las lesiones y como éstas en gran parte han minimizado el rendimiento de un jugador y por último una valoración final personal.


Comenzaremos con una breve biografía antes de su llegada a la nba en 1997. Mcgrady nació en Bartow, en el estado de Florida en el año 1979 en el seno de una familia humilde. Su época de instituo la paso en el Mount Zion Christian Academy de Durham en Carolina del Norte. Tras un espectacular paso por el instituto lo tenía todo hecho para ir a la NCAA formando parte de la Universidad de Kentucky, pero este hecho se truncó tras una actuación estelar en el Reebok camp de 1997. Con tales expectativas de triunfo se presentó como elegible en el draft del mismo año, donde al final fue elegido en una sorpresiva novena plaza por los los Toronto Raptors. En esta misma franquicia se reencontraría con su primo Vince Carter formando uno de los dúos más importantes de la época y de la historia del equipo, ya que entre ambos llevaron a la franquicia a su primera participación en playoffs. En sus tres temporadas en el equipo canadiense demostró ser un jugador con una gran capacidad de mejora, ya que paso de promediar apenas 8 puntos por partido en su temporada rookie a 15 puntos en su última temporada, siendo ya la segunda espada del equipo. Como aspecto negativo, en aquellos años ya se empezaría a vislumbrar ciertos impedimentos físicos para acabar las temporadas completas, así ya en la temporada 98/99 el jugador se perdió la mitad los partidos.


En la temporada 2000/2001 ocurre un hecho vital en la vida de Tracy, su traspaso a Orlando, donde viviría los hasta ahora mejores años de su carrera. Toronto ejecutó el traspaso de Tracy a Orlando, por una primera ronda de draft, jugada, hoy en día recordada por el escaso valor que consiguió Toronto por el trade. También es verdad, que se rumoreaba que Tracy no se llevaba muy bien con su primo Vince Carter, y que la salida del equipo era la solución que tenía el jugador para conseguir más protagonismo en otro equipo. Las cuatro temporadas siguientes en Orlando fueron muy fructíferas, sólo tuvo una lesión de importancia en la temporada 2003/2004 y dispuso de un buen equipo alrededor suyo para apoyarlo en su nuevo status de estrella. Durante su estancia en Orlando le dió tiempo a conseguir sus mayores logros en su carrera, entre los que destacan, los dos títulos de máximo anotador de la nba (2003 y 2004), la inclusión dos veces en el mejor quinteto de la nba (2002 y 2003) y el premio a jugador más mejorado en 2001. También añadir que de este período aún se conserva su puntuación máxima en NBA, con 62 puntos. De aquel período en Orlando nos acordamos gratamente por sus tremendos mates, increíbles entradas a canastas con espectaculares rectificados y sobretodo, su capacidad innata para anotar desde cualquier punto de la cancha, incluido el tiro desde más alla de 7.25 del que es buen especialista. Además lidero espiritualmente a un equipo, en el que también se encontraba otro mítico jugador, como es el superclase Grant Hill. Entre ambos consiguieron entrar dos años consecutivos en playoff, en las temporadas 2000/2001 y 2002/2003. Eso sí, de poco serviría sus enormes demostraciones ya que Orlando cayo en primera ronda en ambos playoffs. Éste ha sido sin duda uno de los grandes lastres en la carrera de McGrady, además de las lesiones, el no pasar por el momento ninguna ronda de playoff.



En 2004 acabaría su travesía por Orlando; se despedía así el último gran ídolo de la afición de Florida. Su trade tenía destino al estado de Texas concretamente a Houston, ciudad de la franquicia de los Rockets. En este intercambio se vieron involucrados hasta siete jugadores, algunos de la talla de Steve Francis o Cuttino Mobley los cuales recalaron en los Magic. Ya en su primer año en Houston, coincidiría con el número uno del draft de aquel año, el gigante chino Yao Ming, con el cual hasta la actualidad ha formado un tándem más que temible. Como veremos a continuación, su estancia en Houston no ha sido todo lo perfecta que hubiera querido y en este momento el balance es casi más negativo que positivo. Para todos sus fans, fue una alegría verle en 2005 otra vez a tope y disputando los playoffs, donde quedarían eliminados de muy mala manera con Dallas en el séptimo partido. Después, de ese primer año en Houston los problemas no han hecho mas que manifestarse; ya en 2006 su espalda dijo basta y se perdió casi la mitad de la temporada. El mayor problema es que sus dolores de espalda se manifiestan en forma de espamos que pueden salir a relucir si fuerza demasiado el cuerpo. A eso hay que añadirle, que aunque ha sido objeto de todo tipo de terapias, sus problemas lumbares se han cronificado, por lo que hay que dosificar sus esfuerzos y ya parece normal que se pierda 10-15 encuentros al año por estos motivos. Cambiando de tercio, la temporada 2006/2007 se convierte en un nuevo renacer del jugador en el aspecto anotador, con menos problemas de salud y un ego reforzado llevó el equipo a playoffs, donde volvieron a caer en primera ronda con el potente equipo de los Utah Jazz. Este ha sido uno de los grandes palos en la carrera del jugador, ya que los Rockets parecían ese año, como mínimo equipo de final de conferencia. Superado este trauma, comienza la temporada 2007/2008 con aires renovados y a priori con un plantel más que interesante para lograr grandes metas. Jugadores como Yao Ming, Shane Battier, Luis Scola, Luther Head, Mike James o Rafer Alston en principio parecen suficientes armas para dar un buen salto de calidad, salto que en lo que llevamos de temporada no se acaba de fraguar. A eso hay que añadirle, que los problemas de lesiones comienzan a manifestarse de nuevo en T-Mac, lo que es una desgracia para todos.



Valoración personal:
Tracy McGrady es para mi uno de los mayores ídolos baloncestísticos. Allá en 2001 es cuando empezé a seguir la NBA y me quede absorto viendo la plasticidad de sus vuelos a canastas, sus tiros imposibles y esa capacidad que tenía y tiene de ser imparable cuando esta forma. Su forma de jugar me hacía recordar al mejor Kobe Bryant, y en algunos momentos incluso a su majestad Michael Jordan. Como fan suyo siempre he seguido su carrera y bastante pena he sentido al ver como las lesiones poco a poco apagan la magia de un jugador irrepetible. Todavía me estremezco al ver sus videos en internet y el montón de partidos suyos que tengo en mi ordenador. Ver a un jugador con tal capacidad de anotación, moverse con una elegancia y una clase digna de cualquier estrella de la década de los 80 es una verdadera delicia. Si a eso le añadimos su gran visión de juego, pase, aceptable defensa y gran poder reboteador obtenemos uno de los jugadores más completos de la última década. En definitiva, Tracy McGrady, genio y figura.

DKV Joventut, digno campeón

El conjunto badalonés se ha proclamado campeón de la Copa del Rey Vitoria 2008 ante el equipo anfitrión, el TAU Cerámica. Bajo mi punto de vista ha sido el merecido campeón de un gran torneo, y Rudy Fernández el merecido MVP también.

Yo creo que se ha hecho justicia con un equipo que lleva unas temporadas mostrando un baloncesto espectacular, dinámico y con color nacional. Aíto tiene su premio, porque la Penya merecía un título como la Copa del Rey y no se extrañen de que este año aparezcan en la final de la ACB tras un par de temporadas demostrando que pueden llegar.

Yo creo que el talento de Rudy, Ricky y Aíto necesitaba y merecía algo así. Y estoy contento de que un club como el Joventut gane este trofeo, porque ya era hora. Y comentar la gran defensa que han mostrado el equipo catalán, sobre todo esa zona que hizo mucha pupa.


TAU Cerámica 80 - DKV Joventut 82 ACBtv


Aquí encontrarás todo lo relativo a la gran final de la Copa con estadísticas, declaraciones, vídeos, detalles y fotos.


Revive los últimos 100 segundos del partido

La celebración de los campeones

Rudy Fernández, MVP de la Copa del Rey

La otra mirada de la final

Rudy Fernández, genio y figura


DKV Joventut
Campeón de la Copa del Rey Vitoria 2008