26 mar. 2008

Otro que se nos va


Pues sí, con esta triste frase se titula la foto que cuelgo en el día de hoy. La protagoniza una de los pivots más clásicos de los últimos años en la NBA. Hablo de Chris Webber, en este caso, con la indumentaria de los Golden State Warriors en lo que ha sido su última intentona por conseguir el anillo de la NBA. Lo recordaremos especialmente por su gran regularidad en la cancha, unido a la espectacularidad de sus mates y jugadas, sus excelentes fundamentos técnicos y a su inolvidable visión de juego. Lideró a los Wahington Wizards en su período en esta franquicia y también a los Sixers junto con Iverson hasta hace un par de años. Pero, sin duda, pasará a la historia por formar parte de aquel quinteto de Sacramento Kings que tanto espectáculo y originalidad derrochó por todas las canchas de la NBA. Ya en sus años con la franquicia californiana merecería el anillo, pero los Lakers de Bryant&O,Neill frustrarían este intento. Tras su polémica marcha de los Sixers, recalaría en los Detroit Pistons de Billups, Rip Hamilton y cía, pero por enésima vez se le resistía el acceso al mayor de los logros que reparte esta competición. Tras ésta decepción todos dabamos por retirado al bueno de Webber, pero su condición de agente libre le permitió aceptar una oferta de los Warriors para reforzar su juego interior. La jugada salió mal desde el principio, Webber apenas estaba en forma y daba un poco de lástima ver como se arrastraba por las canchas con sus destrozadas rodillas. Finalmente tras nueve partidos decide dejar el equipo al no sentirse agusto con su nivel de forma, hasta que en el día de ayer oficializa su retirada definitiva de la NBA. Sus impresionantes estadísticas (20.7 pt, 9.8 reb y 4.2 asist) y los buenos ratos de basket que nos dejo, especialmente con los Kings, no pasarán nunca inadvertidos y seguiremos tirando de videoteca para admirar a un equipo y un jugador que nos hizo soñar a muchos. Gracias por habernos enseñado tu talento, C-Webb, el mundo del basket nunca te olvidará.