11 may. 2008

Phoenix Suns, ¿Un cambio de rumbo?

Pues sí, esta pregunta se la estarán haciendo constantemente los directivos y técnicos de Phoenix Suns tras la enésima eliminación en play-off, más cuando la temporada regular ha sido decepcionante en cuanto a juego y resultados. Tras unos años en los que la franquicia de Arizona arrasaba completamente en liga regular y además demostraba en play-off su formidable competitividad (aunque después caía antes o despúes, incluso en una final de conferencia), parece que en ésta última temporada las cosas se han empezado a torcer más de lo imaginable. Estaba claro que el estilo de juego impuesto por D´Antoni algún día caería en saco roto, ya que es medianamente imposible que un equipo puede aguantar unos desgastes físicos tan grandes. Esto lo asevero porque el entrenador italo-americano se caracteriza fundamentalmente por dos cosas, las cuales si fallan, poco margen de mejora hay. La primera de ellas, el juego rápido, con transiciones muy cortas y la preponderancia del juego al contraataque si es posible. La otra es la reducida rotación que dispone en los partidos. Prácticamente todo el quinteto titular se despachan los 46 minutos de juego, a excepción de un sexto hombre que ayuda con unos 20-25 minutos. El resto del banquillo apenas hace acto de presencia en los partidos, si acaso unos 5-10 minutos para dar un poco de descanso al roster titular.
¿Qué es lo que conlleva esto? Pues un desgaste mental y físico brutal que se hace muy notorio en play-off cuando la responsabilidad de los titulares aumentan y estos mismos no rinden al nivel esperado. Esto que digo se hizo visible en la primera ronda de play-off donde cayeron con San Antonio Spurs sin presentar mucha batalla. Varias son las causas que me hacen pensar a mi, que un cambio radical de rumbo puede ser la única solución para hacer que por fin un equipo tan talentoso como el de Phoenix llegue a cotas mayores.



Mike D´Antoni, en la cuerda floja

Una de las causas que sin duda han mermado el rendimiento de Phoenix ha sido el mediocre papel de Steve Kerr como director de operaciones de la franquicia realizando algunos trades realmente malos. Empezando por la llegada de Grant Hill, un jugador de gran calidad pero con un estado físico delicado, que no le permite adaptarse a tantos minutos de juego. (Cosa que se ha demostrado en los play-off). Después la salida de un pivot de buen rendimiento como Kurt Thomas a los Spurs y la llegada de dos jugadores como Gordan Giricek y Brian Skinner todavía han desequilibrado más la plantilla. Pero sin duda, la gota que ha colmado el vaso ha sido el sorprendente trade de Shawn Marion por Shaquille O´Neill buscando un poderío interior que ha final ha supuesto un fracaso, ya que el pivot de New Jersey aunque ha hecho buenos números, nunca se han sentido cómodo con un estilo de juego que para nada le conviene.
Por otro lado tenemos los bajones de forma de varios jugadores del plantel que han hecho que la característica imagen de equipo supercompacto haya desaparecido poco a poco. Grant Hill tras una muy buena temporada regular desapareció por completo en play-off, O´Neill hizo buenos números pero nunca llego a dominar como quizas imaginaban los directivos de los Suns, Barbosa Boris Diaw y Raja Bell flojearon muchisimo durante toda la temporada, fiel reflejo de lo que ocurriría después. Sólo Nash y Stoudamaire se mantuvieron en sus niveles de juego normales y habrá que ver hasta cuando aguantaran la situación de estar en un equipo que se detona siempre que llega los momentos calientes. El cambio de rumbo, yo lo veo claro, un relevo en el puesto de entrenador podría ser la solución, buscando así un estilo de jueguo que no canse tanto alos jugadores en liga regular y los mantenga más frescos para play-off (tipo Boston Celtics). Por otro lado mantener el dúo Nash-Amare, sin el cual prácticamente no son nadie, quitar a la mayoría del banquillo y buscar dos o tres jugadores que den minutos de más calidad. Yo también apostaría por finiquitar a O´Neill y Hill (por edad mas que nada) y manetener el trío Diaw-Bell-Barbosa, un conjunto de jugadores que debería dar un paso adelante en cuanto a su rendimiento en próximos tiempos. Y por último la llegada de un buen tirador y un pivot puro de salario medio, podrían ser los ejes que vertebrarían la forma de un equipo temible. Pero para todo ello habra que ver que se le ocurre al bueno de Kerr y como salen parados de un draft donde quizás podrían sacar los elementos que les hacen falta actualmente.



¿Hasta cuando aguantará Nash, esta complicada situación?