1 jun. 2008

Lo ha dicho... (II)

Segunda recopilación de célebres frases relacionadas con el mundo del baloncesto. No tiene pérdida y en alguna podrás sacar una carcajada, que es bueno para la salud.

"Cambiale, porque si sigue en pista os juro que os destrozo" (Larry Bird al técnico de los Pacers por Chuck Person, después de que éste le desafiara a "trash talking")

"Lo único en lo que se parecen Christian Laettner y Larry Bird es que ambos mean de pie" (Charles Barkley)

"Hablo algo de español, por lo que puedo comunicarme con él" (Marcus Camby sobre Nene Hilario, que habla portugués, pero no español)

"En Turquía los periodistas esperan en el túnel. Nosotros salimos donde están ellos y muchas veces hay gente lanzando objetos. Suelen lanzar monedas. Una vez me dieron y me hicieron sangre. Hay sangre en el baloncesto turco" (Mehmet Okur)

"Porque no hay canastas de cuatro puntos" (Antoine Walker, al ser preguntado sobre la razón por la que lanzaba tantos triples)

"Tratamos de jugar fuera como lo hacemos en casa. Es fácil, apenas tenemos fans cuando jugamos como locales" (Dion Glover, en su etapa en Atlanta)

"El mejor día de mi vida fue cuando cumplí 25 años. Ese día me bajó el precio del seguro de mi coche. Tío, ese día me ahorré 1.200 dólares" (Stephen Jackson)

"Durante mi tratamiento el médico me dijo que a la piedra que tenía en el riñón le habían puesto el nombre de Kobe Bryant porque no había forma de que pasara" (Phil Jackson)

"¿Por qué tienes que hacer un mate tan fuerte sobre mí?" (Maciej Lampe a Jarvis Hayes cuando jugaban un partido de una Liga de Verano en su año de novatos)

"Todas las temporadas, cuando un nuevo equipo me ficha hay un equipo menos que desconoce que no puedo jugar en esta Liga. En Estados Unidos hay unos 5.000 jugadores mejores que yo que nunca han jugado en la NBA" (Mark Pope)

"¿Tres jugadores que no han hecho suficiente con su talento? Primero me nombraré a mí mismo, pero eso va a cambiar. Luego tengo que poner a Derrick Coleman. Finalmente, me quedo con John Starks. Joder, si estas jugando el séptimo partido de una final y ves que tus tiros exteriores no entran, penetra a canasta. Joder, no es tan difícil" (Lamar Odom)

"Sólo entiende la mitad de lo que le digo, igual que cualquier jugador americano o extranjero" (Jeff Van Gundy, sobre Yao Ming)

"Es un buen jugador para un equipo como los Timberwolves" (Gary Payton cuando le preguntaron su opinión sobre Serbia)

"¿Puede entrar el francés?" (Gregg Popovich, sobre Tony Parker, cuando los Spurs fueron recibidos por última vez por George Bush en la Casa Blanca)

"No me atrae en absoluto jugar allí. No soy un fan de la comida china" (Bobby Simmons, cuando le preguntaron sus sensaciones por jugar un partido en Japón)

"Creía que fichábamos a LeBron James para que me ayudara a tener más facilidades en ataque para sumar puntos" (Ricky Davis)

"Creo que he hecho que mi entrenador se cabree un poquito" (Yao Ming, después de que Jeff Van Gundy dijera que el chino había hecho un partido de 1 en una escala del uno al diez)

"No me volvais a preguntar por el subnormal de LeBron James nunca más. Es un inútil y un auténtico cáncer para este equipo... Sólo bromeaba. Era para comprobar si me atendíais cuando hablaba" (Darius Miles a un grupo de periodistas cuando jugaba en los Cavs)

"Esos europeos saben cómo negociar" (Donyell Marshall, después de pagar al chino Megke Bateer para que le cediera el dorsal 42)

"Yo tampoco estoy nada impresionado por su forma de entrenar" (Jason Terry, a Terry Stotts, su técnico en Atlanta, después de que éste dijera que no estaba nada impresionado por el juego de su jugador)

"No sé de quién está hablando y me da igual. A mí sólo me preocupa lo que yo digo" (Jerome James, después de las declaraciones de Nate McMillan, en las que hablaba del egoismo de los jugadores de los Sonics)

"Buff, nunca es agradable ver algo así" (Marv Albert, después de que Rodney White vomitara en el Madison Square Garden)

"Soy un rookie, por lo que no puedo saber si ya he golpeado el "rookie wall" o no" (Yao Ming)

Fan de los Knicks: Hey Damon, si vienes a New York te dejo dormir en mi casa.
Damon Stoudamire: Dormiría en la caseta de tu perro con tal de salir de Portland.

"La última vez que ganamos aquí Snoop Dogg era un cachorro" (Rudy Tomjanovich, técnico de Houston sobre sus visitas a Orlando)

"Cuando oi que todo el mundo empezaba a gritar y a aplaudir me dije a mí mismo "sí, he metido una suspensión muy bonita". Luego me di cuenta de que el pase que me había dado Mark Jackson era la asistencia número 10.000 de su carrera" (Matt Harpring)

"Bueno, mi traductor está todavía aquí" (Yao Ming, cuando le preguntaron por sus progresos con el inglés)

"Me siento como Bill Walton, viejo y mierdoso" (Shaquille O'Neal)

"La verdad es que no me sonó a un buen plan. Fue como cuando te invitan a ir a pescar (Greg Ostertag, sobre el momento en el que plantearon que cediese un riñón a su hermana para un trasplante)

"A veces, cuando no le pasas la bola, se pone a gritar en portugués. Es entonces cuando sabes que está cabreado" (Marcus Camby sobre Nené)

Drazen Petrovic. La leyenda del indomable.

Hola amigos, hoy le toca el turno en Baloncesto para gafapastas al primer libro de la saga de Juan Francisco Escudero. Drazen Petrovic. La leyenda del indomable. Un buen libro que trata toda la vida del genio de Sibenik en castellano y con gran cantidad de datos y fotos. JF Escudero nos lo presenta así:

"Amado y odiado con la misma intensidad y en proporciones muy parejas, Drazen Petrovic ha terminado siendo mucho más que un simple jugador de baloncesto. Su presencia en la cancha, sus provocaciones continuas y su arrebatadora personalidad le convirtieron pronto en un líder. Los avatares de su vida deportiva (jugó en el Madrid después de haber sido su verdugo) y su prematura muerte a los 28 años en un absurdo accidente de coche, cuando estaba en el mejor momento de su carrera deportiva, triunfando en los Nets, hacen que hoy en día su recuerdo forme parte de la leyenda. Por eso es uno de los grandes mitos del deporte en general y del baloncesto en particular."


A mí personalmente el libro me encantó, yo nunca vi jugar a Drazen por mi edad y gracias al libro me he acercado más a su historia, a la vez interesante y bonita como también trágica. Puede decirse que JF Escudero me ha enganchado al mito de Drazen y se lo agradezco porque Drazen es un icono del baloncesto.

El libro lo pueden adquirir AQUÍ, donde se explica muy bien los pasos para comprarlo por internet y el tema del envío a casa. Yo lo recomiendo a todos los apasionados al baloncesto. En otro momento hablaré sobre sus otros dos libros publicados hasta el momento.

Tau encarrila el título ACB.

Al no poder haber visto el partido entero en el día de ayer coloco aquí la crónica de Malo de Molina correspondiente a la web de la ACB, para tener una crónica lo más objetiva posible.

Barcelona, 31 Mayo 2008.- ¡El TAU Cerámica acaricia el título de la ACB 2007-08! Los vitorianos dieron un segundo golpe en el Palau Blaugrana, quizá ya letal, ganando 74-78 y adelantándose 0-2. El martes, en el Buesa Arena, tendrá su primer ‘match-ball’ con el título como objetivo.

Fue un partido raro, de parciales y continua persecución. El TAU apretó fuerte en el inicio (2-10) y vivió 37 minutos de agonía y constante presión del AXA F.C. Barcelona. Los blaugrana llegaron a igualar pero nunca consiguieron adelantarse. Siempre que apuntaba a hacerlo, reaccionaba el TAU y se volvía a abrir brecha. Hasta tres veces recurrió el Barça a un parcial 7-0 para anular una escapada baskonista y hasta cuatro veces volvió a irse el equipo entrenado por Spahija para acabar ganando.

Sufrió hasta el final, eso sí. El AXA F.C. Barcelona llegó a ponerse a dos (72-74) en el último minuto pero no pudo rematar la faena. Roger Grimau erró dos tiros libres y Splitter sacó provecho de su paso por la línea de personal, haciendo imposible ya la victoria blaugrana.

Con el colosal Splitter hiperdefendido, el TAU Cerámica supo hallar espacios para anotar con cierta constancia. El que mejor aprovechó sus opciones fue Pete Mickeal, muy superior físicamente a todos sus pares y absolutamente indefendible para acabar con 20 puntos y 30 de valoración. Los buenos minutos de Prigioni, la oportuna puntería de Teletovic y Planinic y el sobrio trabajo defensivo con la intimidación de Splitter como eje sellaron el valioso triunfo.

Fortísima salida del TAU Cerámica
El TAU Cerámica salió al Palau Blaugrana más metido, con las ideas más claras. Balones a Splitter y aprovechar las ventajas generadas por el pívot. Y aunque el brasileño topaba con una defensa concienciada en frenarle, obtenía resultados y propiciaba más espacio para que Teletovic y Mickeal hicieran de las suyas. Dos triples del balcánico y sendos 2+1 de un poderoso Mickeal indefendible para Grimau y Acker (rápidas dos faltas cada uno) hacían saltar las alarmas locales: 2-10 inicial y luego una máxima de 9-18.



Grimau hizo un buen partido partido, pero falló en los momentos clave.


Parcial aquí, parcial allí
Minutos de vaivenes, de rachas y parciales. El Barça respondió a la fuga inicial con un 7-0 producto de la salida de Pepe Sánchez y el buen hacer de Ilyasova y Basile (16-18)... pero Mickeal lideró un nuevo 0-6 vitoriano (16-24). El partido parecía volver al cauce marcado por el cuadro visitante, pero una vez más reaccionó el AXA F.C. Barcelona con un 7-0, marcado por los ‘secundarios’: triple de Neal y canasta de Trias. El ajustado 23-24 pasó a ser en un momento 23-28... y el Barça respondió de nuevo, con un triple de Lakovic igualando la contienda por primera vez desde el 0-0: 28-28 a 5:20 del descanso.

El TAU Cerámica, siempre arriba pero sin romper
Pero el AXA F.C. Barcelona no conseguía culminar la remontada y adelantarse. Incluso Basile erró un tiro libre que hubiera puesto a los culé arriba. Y en esas, se llegaba al descanso con 38-40 pero con el TAU Cerámica siempre al frente... y eso no cambiaría en los primeros compases del tercer periodo, cuando el equipo catalán tardó 2:53 en estrenarse y el TAU abrió de nuevo una pequeña brecha (38-44).

El TAU Cerámica iba muy fuerte. Un triple de Rakocevic, un poderoso mate de Teletovic y una nueva acción de Mickeal propiciaban un nuevo despegue, 42-51. +9 visitante, vuelta a lo sucedido en el primer cuarto. Pascual lo probaba todo, pero nada salía: Acker, desconocido, pasaba por la pista sin pena ni gloria, Fran Vázquez y Kasun no sumaban, Lakovic no lograba que el juego blaugrana fluyese y sólo los impulsos de Ilyasova y Grimau, como en el primer partido, permitían que el Barça tuviera pulso. Hasta que Pepe tomó las riendas: decidió que le tocaba a él y en un arranque de talento, anotó seis puntos casi seguidos y cambió totalmente la cara de su equipo, del partido: nuevo parcial 7-0 y 51-53 con 1:44 para el final de un tercer periodo que se cerraría con las espadas en todo lo alto: 54-57.

El TAU aguanta y se lleva la victoria
El TAU Cerámica sufría para aguantar al frente y recibía un duro golpe con la lesión de Igor Rakocevic, obligado a sentarse cuando más daño estaba haciendo. Splitter y Planinic sustentaban al equipo ante la continua presión local: 59-61 a 6:30. Pasaban los minutos y todo seguía igual: +2, +4... pero siempre el TAU al frente. Concretamente, una acción del valiente Grimau situaba el 63-65 a falta de cuatro minutos. Rakocevic era incapaz de contenerse en el banquillo y volvía a pista ya sin rastro de dolor.

Pero era Prigioni quien lo controlaba todo. Un 2+1 del argentino cavaba un poco más la tumba blaugrana y, tras un magistral pase de Pepe Sánchez con canasta de Grimau, Teletovic la dejaba lista para su uso con un triple con aroma a sentencia: 65-72. Pero el Barça volvía a la carga: 69-72 a 1:15.



Mickeal como en anteriores partidos sigue siendo un elemento clave para las victorias baskonistas


Rakocevic anotaba en una bonita penetración pero Ilyasova respondía con un triple: 72-74 a falta de 45 segundos. El Palau rugía y Basile cometía falta sobre Splitter en un bloqueo. Con 27,5 segundos restantes y más presión que nunca, el brasileño acertaba sólo el primero; 72-75. Acto seguido, Roger Grimau erraba sus dos tiros y Splitter respondía con otro punto. 72-76, 21 segundos. Kasun anotaba tras rebote ofensivo, pero también Mickeal en los libres: 74-78 a 13,1 segundos. Ya no hubo tiempo para milagros.

Malo de Molina

ACB.COM