8 jun. 2008

Clyde Drexler, elegancia al servicio del baloncesto

Hoy unos bonitos videos de uno de los pocos jugadores que supieron aunar en su juego espectacularidad, elegancia y desparpajo con otros elementos como liderazgo, anotación y carisma. Sin duda consiguió tener un estilo muy propio e inconfundible que le hizo y le hace tener miles de seguidores que se sienten indentificados con su figura. Leyenda viva de los Blazers nunca pudo conseguir un título con los de Oregon y tuvo que esperar a sus últimos años como jugador para poder coronar su carrera con un anillo, concretamente en 1995 con los Houston Rockets de Haakeem Olajuwon.