12 ago. 2008

Agonía

Así se resume el horrible partido hecho por el combinado español en la mañana de hoy. Por mucho que se empeñen los medios de comunicación en alabar esta remontada, la imagen dada por España ha sido paupérrima más cuando su rival tiene unas carencias más que notorias. La primera parte fue un cúmulo de despropósitos que se agudizaron en el segundo cuarto. Los primeros 10 minutos aun siendo malos, hicieron que España mantuvieron una paqueña renta a su finalización gracias a la aportación de Rudy Fdez. Ya en los otros 10, China impuso su alto ritmo de juego aprovechando las mil y una perdidas de balón de España y concluyendo sus jugadas en contraataques y triples. Nefasta la defensa de ayudas, tardando un mundo en los cambios de jugador y marca, produciendo así tiros fáciles y penetraciones por parte de los asiáticos. Con ello se llevaban una ventaja de 9 puntos y el recuerdo para todos de la dolorosa caída de Carlos Jiménez tras un intento de tapón.

Pau Gasol desarmó a China en el último cuarto y la prórroga, imponiendose a Yao Ming

La segunda parte se divide básicamente en dos partes. La primera se corresponde con los primeros 10-11 minutos donde China aún más aumentó su ventaja, ayudados además por el casero arbitraje que los aupo a diferencias de 15 puntos con Ming y Yilian Yi como referencias. La reacción española vino cuando nadie se lo esperaba y el paisaje pintaba más negro, ya que pocos dábamos un duro por la victoria tras ver un actuación española tan floja y con una intensidad defensiva bajo mínimos. Varios elementos se conjugaron para que España empezara la remontada, como la inclusión de Felipe Reyes al partido, la explosión anotadora de Pau Gasol y la defensa rearmada e intensificada con un líder propio, Ricky Rubio. Pau Gasol se hizo dueño de la zona y los chinos empezaran a fallar su especialidad, los tiros exteriores provocando una avalancha de juego español con ayudas puntuales de Rudy y Navarro que nos hizieron empatar de forma agónica a 72 y esperar así la prórroga.

Aíto como todos, tuvo que aguantar unas decision arbitrales más que discutibles

Los cinco minutos extra, fueron una continuación de lo visto en el último cuarto y China poco pudo hacer ante una España envalentonada que rápiadmente cojió rentas de 5 y 6 puntos que mantuvo hasta el final, aumentándo estas tras haber China tirado la toalla. La prorroga tuvo un nombre propio, Pau Gasol, que un 2+1 y un espectacular aleey-oop mató el partido con la ayuda de Rudy en anotación y la defensa provindencial de Ricky tocándo todos los balones y no dejando circular la bola con comodidad a los chinos. Este partido debe hacer recapitular a los españoles de lo que se debe o no se debe hacer, de que la defensa debe estar al 100% desde el principio y que la relajación es la peor aliada de cualquier competidor. Esperemos que Aíto apriete las cuerdas a los suyos, ya que con un partido como el de hoy seríamos carne de cañón ante un equipo de mayor nivel.

Estadística del partido