8 sept. 2008

Los chupones

Segundo texto que cuelgo aquí del forero ACB, Corle, esta vez referido a los jugadores coloquialmente conocidos como chupones, estos que aprovechan la mínima oportunidad para cascarse un tirito más que apuntar a la lista. Notese el tono irónico y burlón del texto, con el que ela autor estigmatiza a los susodichos chupones. Además los clasifica en diferentes tipologías, según como sea su capacidad para acaparar más o menos bola. Lo dicho un texto interesante sobre baloncesto y especialmente ameno, gracias a la simpatía con que se ha elaborado.

El chupón como las meigas haberlos haylos, y los ha habido (y famosos) y los habrá.
Si tuviera que plantear un cuestionario tipo examen, plantearía diferentes preguntas.
- ¿Qué entendemos por chupón?
- ¿El chupón nace o se hace?
- El chupón a lo largo de la historia, chupones famosos.
- ¿Tiene futuro el chupón?,¿Es el chupón un mal necesario?
- ¿Quién es el chupón en tu círculo cercano?.¿Eres tú el chupón?

Pretendo responder a ésta y a alguna otra cuestión durante este tocho.
Yo describiría al chupón como aquel que vive por y para meter puntos, su único objetivo es meter mas que nadie, el resultado del partido ganar o perder es indiferente.
Al chupón no le importa que su equipo pierda, al chupón se la traen al pairo esas pamplinas de los porcentajes, esas modernidades de la valoración, y eso de que tire el que esté mejor colocado es ciencia ficción, el chupón quiere tirar siempre él, como sea, desde donde sea y cuando sea. De cerca, de lejos, con la derecha, con la izquierda, a 2 manos, de espaldas,… con el culo si hiciera o hiciese falta.
El chupón no se desgasta en tareas de villanos como son la defensa o el rebote en absoluto, ¡Por favor!. Corre sólo en ataque si tiene el balón, o para que le pasen el balón, ¡¡¡ MI TESOROOOO!!!
¿Cómo se reconoce al chupón?, Es muy sencillo.
En defensa: Mejor dicho cuando su equipo defiende. El chupón es el que no se agacha, el que sólo mira el balón, el que de vez en cuando intenta un robo de balón imposible y luego aprovecha para quedarse por el centro del campo, el que sale zumbando de “Palomero” cuando hay un tiro.
En ataque: Cuando tiene el balón es fácilmente detectable, es el que nunca se lo pasa a nadie. Cuando no tiene la bola lo reconocerás por sus gritos ¡¡ Dame, dame!! Mientras gesticula airadamente moviendo los brazos en plan molino de viento. También suele gritar pidiendo ¡¡ Bloqueos!!, Si al entrenador rival se le ocurriere defenderle en mixta.
Tras un tiro a canasta: Normalmente quien tira (por mera probabilidad) es casi siempre el chupón. Pero si alguien entra en el pabellón en el preciso instante que alguien está tirando a canasta como sabe ¿Quién es el chupón?
A/ Si el tiro entra: Si el tirador se vuelve loco como si fuera la primera canasta de su vida, es el chupón.
Si el tiro entra pero el tirador no hace aspavientos, el chupón es el que baja andando, arrastrando los pies y con cara de pez.
B/ Si el tiro no entra: Si el tirador protesta al árbitro con el típico gesto de golpearse un brazo con otro “Que me han dado”, “falta coño”. O tras tirar un chusco de esos que no tocan ni el aro, si el tirador se mira la mano, con cara de decir”no se que ha pasado” o agita la muñeca de arriba abajo, como si estuviera frío (pero como va estar frío, si se las ha tirado todas el muy cabronazo…) ése es el chupón.
Si por el contrario el tirador baja a defender sin hacer ningún gesto raro, observa al resto de jugadores. El que se le queda mirando con cara de poker y luego mira al entrenador con cara de decir “Anda y éste, ¿De que va?” ese es el chupón.
Si por misterios de la ciencia el chupón anduviera sentado en el banco, lo reconocerás al volverse hacia la grada alzando los brazos,con una sonrisa cínica, buscando la mirada cómplice de papá, mamá, o “ La Churri”.
Si, si, pero el chupón ¿Nace, o se hace? La mayoría de los estudios al respecto coinciden en afirmar que normalmente el chupón nace, llegar a tener semejante jeta es difícil de aprender, se tiene o no se tiene, eso se lleva dentro.
Lo que si que existe es cierto hábitat en el que el tiralotodus se desarrolla en plenitud.
Suele darse más en equipos “C”, en los que un entrenador del tipo trepadoribus magnificus de los que tienen 17 jugadas de ataque y una sola defensa,la zona 2-3 guarra.
Las 17 jugadas en las que 4 jugadores hacen diversos tirabuzones,gestos y escorzos de gran nivel terminan inexorablemente con BALONES A WILL.
Suele ser el chupón de estos lares, un guaperillas de tres al cuarto que suele guiñar un ojo a las “Titis” tras anotar su enésima canasta entre los gritos alborozados de su séquito ¡¡¡ BIEN POR WILL, BIEN POR WILL!!!
Los que recordéis el magnífico episodio del Príncipe de Bel-Air, sabéis de que hablo.
Compañeros paquetorros, entrenador trepa con aspiraciones NBA, cierto atractivo físico y una cara muy dura son factores decisivos en la formación del chupón. Pero como en cualquier proceso educativo es fundamental el apoyo de los padres. El aprendiz de chupón necesita todo el apoyo de papá y mamá, esos sabios consejos durante el descanso,-“Tu tira más” y al final del partido en el coche camino de casa – “Fulanito no te pasa,”, - “Menganito es muy malo y te tiene manía”.
Y como todo en esta vida se mueve por dinero, que me decís de la cotización del punto. ¿A cuanto se cotiza la canasta?, ¿A euro el punto?
¡Ay papá! Que caro te salió el nene aquel partido que les clavó 40 puntos a aquellos pardillos, pero que a gusto los pagaste ¿Eh?
Andaba yo discrepando con mi cuñado sobre algunos jugadores y si estos eran chupones o no. Ora el ora yo, íbamos apuntando nombres de chupones históricos, en muchos coincidíamos, y en otros no.
Claramente la discrepancia radicaba en el enfoque y siguiendo la definición que os adelanté, jamás podré aceptar ÓSCAR como chupón sin escrúpulos.
Don Óscar Smith Becerra “Mano Santa”, como ya os conté en EL TRIPLE GANADOR ha sido uno de los mejores anotadores de la historia, pero que Óscar tuviera enorme facilidad para encestar, no significa que fuera un chupón. Óscar llevó a la canarinha a cotas insospechadas, en aquella escuadra que comandaba Ari Ventura y en el que jugaban los hermanos Israel y Marcel de Sousa, Mauri, Guerrinha, Pipoça y el ex-Manresa Gerson Victalino. No es que quisiera tirar siempre, es que tenía que tirar siempre, o ¿Tú le pasarías a Pipoça?
Evidentemente no aceptaré Petrovic, Bird, Jordan...en este selecto club, ni por asomo. Estos no sólo deseaban ganar con todas sus fuerzas, es que ganaban casi siempre y como os dije, eso de ganar al chupón ni fu, ni fa.
No incluiré tampoco a esa especie casi en extinción el americanus triplistum que abundaba en nuestra liga en los años 80 y 90, quien de los lectores con más de 30 castañas no se acuerda de Linton Townes, Wendell Alexis, Marc Davis, Jean Claude Devereaux, Dennis Hopson, Brian Jackson, Andy Toolson, Mark Simpson,
Tampoco aceptaré a la odiada o venerada Amaya Valdemoro, ni a Nowitzki, ni a…
¿Quienes son chupones entonces? Os preguntaréis.
Roko Leni Ukic (que talento para el 1x1), pero que pésima lectura del juego. Shamond Wiliams, sobre todo su primer añito en el Barça (que manita para el triple), pero que mal jugaba su equipo con él.
Terrell Myers¡¡¡AAAHHHHH!!! Que horror, que pesadilla de tío, se las picaba todas.
En la NBA abundan y además sus compañeros lo tienen asumidísimo, pero si tuviera que quedarme con alguno, me quedo con “The answer” Allen Iverson, NUNCA ganará nada, como tampoco lo hará, (salvo a la play en los descansos) “Gilberto el del Arenas”.
Y que me decís del hijo de Joe Bryant, si, si el de los 81 puntos en un partido.81 y …
¿Cuántos anillos desde la marcha de SAQ? Que se puede esperar de un tipo con nombre de filete japonés (el bueno de Joe le puso a su hijo Kobe tras leerlo en una carta en un restaurante nipón).
Deven George el ex lakers, no es que tirara mucho,( porque le pasaban muy poco) es que se fumaba cada bola que le caía y se creía buenísmo. Insufrible.
2 ex pamesa que aún pululan por euroliga Robert Pack y Marko Popovic.
El ex estudiantil Corey Brewer. Uno de esos antiguos el ex Barça y TDK “La araña negra “ Mike Simpson.

Y esos chupones de tu colegio, o de tu liga, que fenómenos.
El chupón por antonomasia es P.C. (por respeto y ya que no es profesional, sólo pondré las iniciales). El rey de las chupadas en autonómica, en diferentes clubes y que jamás se comió un colín en nacional, o EBA, que Crack.
Y también P.M. el rey de la liga social, máximo anotador de la historia de las pachangas de los miércoles.
Como decíamos ayer haberlos haylos, y muchos, pero yo entiendo que por el bien de este deporte, para que sigan existiendo el pater fanaticus y el entrenador trepadoribus es fundamental que siga habiendo chupones, postes “repartidores” que no rasquen bola, pardillos pasadores, pardillos defensivos y tipejos con gorra hacia atrás y pantalones por debajo de la rodilla que dejen ver sus coloristas gayumbos.
Con ellos el basket es aún más grande.
Ahora estimado amigo le tiro el guante para que nos recuerde a aquel chupón maravilloso que no cité. Que nos cuente aquella gran chupada de ese compañero suyo (¡Ay! ese triple a tabla de Simón), que todavía recuerdan en sus cenas de ex.
Que desenmascare a ese chupón que sibilinamente se las tira con todo su rostro domingo tras domingo, y que por hache o por be nadie le dice que es un chupón. O por que no, aproveche para salir en defensa de aquel al que le colgaron el dichoso Sanbenito, como yo hice con Óscar.

Autor (Corle-forero ACB)