28 sept. 2008

La reválida y la irrupción

Louis Bullock revalidó su título del pasado no sin alguna dificultad, pero demostrando que en la actualidad no hay mayor artillero desde el 6.25 que él.


Serge Ibaka, sorprendió a todos con la potencia de sus mates a sus escasos 18 años, sirviéndo esto como carta de presentación para lo que puede hacer en un futuro no muy lejano. Una joya en bruto que tenemos en la ACB, sin duda, nuestro Dwigth Howard particular.

Tau, campeón de la Supercopa


El TAU Cerámica sumó su cuarta victoria consecutiva en cinco ediciones de la Supercopa, pero tuvo que sufrir hasta el final para doblegar a un CAI Zaragoza que pregonó a bombo y platillo su regreso a la elite del baloncesto español.

Un tiro libre de Igor Rakocevic a tres segundos del final permitió a los vitorianos volver a levantar nuevamente el trofeo de vencedor de la competición que inaugura la temporada oficial, aunque para ello tuvieron que entregarse a fondo en el último cuarto para no verse sorprendidos por los hombres de Francisco "Curro" Segura que llegaron a contar hasta con siete puntos de ventaja (77-70).

Ficha técnica:

85 - CAI Zaragoza Quinteros (1(24+11+23+27): Victoriano (3),4), Guerra (5), Lewis (19) y Starosta (11) -cinco inicial- Lescano (8), Phillip (8), Green (8), Garcés (9) y Anagnostou (-).


86 - TAU Cerámica (27+17+22+20): Prigioni (22), Rakocevik (8), Vidal (5), McDonald (16) y Barac (6) -cinco inicial- Mickeal (11), Teletovic (12), Shakur (-) y San Emeterio (6).

Árbitros: Miguel Ángel Pérez, Juan Luis Redondo y José Javier Murgui. Excluyeron por cinco faltas personales a Barac, del TAU, en el minuto 39.

Incidencias: final de la Supercopa disputada en el pabellón Príncipe Felipe ante unos 7.500 espectadores. En el descanso la ACB homenajeó a los colegiados recién retirados Manuel Alzuria y Felipe Llamazares, con 23 y 24 años respectivamente de arbitraje en esta competición.