2 oct. 2008

Ataque contra zona impar

1.Situación inicial: Comienza el ataque con un pivot en el poste medio y el resto en caja, con dos bases abiertos y dos aleros abajo, o un aklero y un pivot (4).



2. Cuando el balón llega al alero tenemos 4 opciones de pase, ordenadas por prioridad:
La mejor opción será pasar al alero del orto lado que corta por la linea de fondo. Después habrá que ver al pívot. La tercera, pero no menos importante es invertir el balón al lado contrario. Si no fuese posible ninguna no queda el base, que deberá invertir él el balón.



3. Una vez que hemos invertido el balón, volverán a cortar el pívot y el alero del lado contrario, y tendremos de nuevo los 4 pases:



Debemos de tener en cuenta conceptos básicos de los ataques contra zona:
  • Es importante invertir el balón, que llegue a las dos esquinas del campo. Cunado atacamos en un solo lado del campo facilitamos la defensa.
  • También debemos mover el balón hasta que haya un buen balón interior o un buen tiro. Paciencia.
  • El pivot al recibiur debe mirar el aro y a sus compañeros, siendo sus opciones iguales que las del alero en cuanto a pases.
  • Lo importante siempre son los conceptos de táctica individual. Los principoios básicos para atacar una zona. (Algún día los pondremos)

Image and video hosting by TinyPic

Lakers Showtime...20 años despues

(Pequeño y bonito artículo del forero ACB , 3485 que nos sirve de recordatorio para uno de los equipos que mejor y más espectacular juego desplegaron en la historia, hablo de los Lakers de los años 80 de Magic Jonhson, Abdul-Jabbar, James Worthy o Byron Scott. Que no caigan en el olvido esos momentos, que son sin lugar a dudas los mejores de la NBA)

LAKERS SHOWTIME…


Cuando uno experimenta la sensación placentera de visionar un espectáculo de tal calibre, se debe de sentir un privilegiado de su tiempo. Han pasado 20 años desde que se cerrara una de las más bellas expresiones de este deporte. Hablamos de ese imborrable legado denominado, SHOWTIME.

Un estilo de juego plasmado en arte, con muchísimas pinceladas de gestos, asistencias increíbles, mates, alley-hoops y transiciones ultra-rápidas. Una delicia visual sin precedente ni el antes ni en el después de su estela, esa que maravilló al mundo del baloncesto, durante la década de los ochenta.

Un estado de júbilo era lo que provocaban sus acciones. Y los que más disfrutaron de aquello, fueron los 18.000 afortunados que llenaron la cancha del Forum de Inglewood, cada partido. Un gran espectáculo lleno de colorido fundido en amarillo y púrpura, desde el uniforme de sus jugadores hasta el luminoso parquet.

Estaba todo preparado, las televisiones colocaban sus cámaras en multitud de ángulos, para captar la creatividad de sus protagonistas. Un plano corto, (de un pase por la espalda), un plano largo (de un pase milimétrico de Magic desde lejos).Hasta el que estaba sentado en su sillón, disfrutaba de una panorámica lejana pero muy cercana en su televisor.

Fueron movimientos armoniosos, a cual más creativo. Las jugadas se sucedían a tal velocidad que uno no podía pestañear porque se perdía un movimiento increíble o un gesto genial de apenas segundos. Esos magníficos contraataques por el centro, por las alas, bordeando la locura del aficionado-espectador.

Magic fue el percursor de aquel juego, dando grandes dosis de habilidad con el balón, de liderazgo y de vision de juego. Sus gestos de motivación fue otra de sus armas. Llenó de imagenes, (con abrazos extenuantes, señalizaciones y miradas de ganador), contagiando enormemente a sus compañeros, con un estilo único e irrepetible.

Worthy fue su complemento perfecto. Su leal escudero para los balones mágicos proporcionados de miles de formas diferentes ( pases picados, de espaldas, a una mano, pases de béisbol…). El alero poseia un arsenal de movimientos en los que encajaba a la mil maravillas con su estilo de juego. Sabia siempre donde iban sus pases adelantandose a sus defensores. Eso unido a su rapidez de manos y de pies, le supuso una doble arma ofensiva e inesperada, porque estaba siempre en el sitio justo y en el momento oportuno en pista. Que gozada cuando uno vuelve a contemplar las excelencias de Worthy, un jugador descomunal con una facilidad pasmosa para anotar desde cualquier posición con ambas manos. Poseia un movimiento de espaldas a canasta tremendamente abrumador y estetico. Un lujazo de jugador que fue apodado Big Games James, por su gran rendimiento en Playoffs.

Y que decir, del gran Kareem. Que vivió una segunda juventud, gracias a la llegada de Magic, en 1979. Ya desde el primer momento, se entendieron a la perfeccion porque hubo mucho respeto y admiración entre ellos. Sabian que se necesitaban para el éxito, porque la franquicia habia perdido el norte competitivo y ansiaban recuperar la gloria. Durante años, Magic le suministró miles de balones en cada angulo de la zona, para que el pivot, siguiera ejecutando esa maravilla tecnica y demoledora arma, que fue el Sky-Hook. Además, lucieron un esplendido tuya-mia o pick and roll, que les otorgaba una gran ventaja ante sus rivales, por su gran estatura y excelente lectura del juego.

Y el supporting cast, con un Byron Scott, que tenia una de las mas las bellas suspensiones de tiro, añadiendo una capacidad atletica para culminar las jugadas de forma espectacular. Y Michael Cooper, aquel huesudo jugador que fue la sombra en defensa de muchos rivales, con un gran tiro de tres puntos. Y la posición de cuatro, donde se poblaron de excelentes jugadores. Aquel Jamaal Wilkes, que lanzaba desde cualquier lado de la cancha con un acierto tremendo en el tiro, a pesar de su atipico lanzamiento de catapulta. O el batallador AC Green, que siempre mostraba sus garras en el rebote para ayudar en la labor defensiva. Y el mitico Kurt Rambis, que se dejaba su piel en cada partido luchando contra todos, y dejando rastros de sudor a su paso. Otros aportaron su veterania, como MacDoo con ese tiro en carrera tan caracteristico. Piezas secundarias que ayudaron a que la maquinaria purpura mantuviera una excelente quimica dentro del vestuario. Esa fue otra de las claves de aquellos años, obviando ese capitulo de Magic con Westhead.

En definitiva, esa unión de factores y jugadores, necesitó de un entrenador que dejara que el talento y libertad de los mismos lucieran todo su esplendor. Pat Riley, fue otra de de las llaves del éxito del equipo. Supo dirigir magistralmente en el aspecto psicologico como el tecnico al equipo, combinando espectaculo y titulos. Cosa muy difícil de conseguir porque no hubo un equipo asi hasta ese momento. Nadie ha conseguido alcanzar ese aroma autentico de espectaculo con anillos, por lo menos hasta el dia de hoy. Por eso son únicos.

SHOWTIME…Los Angeles Lakers 80s…