18 mar. 2008

Robos o recuperaciones: rasgo propio de lo más listos

En el día de hoy, cuelgo algunos videos e información para explicar por encima una característica de los jugadores no tan valorada en nuestros días, pero de gran importancia en el juego. Hablo de los robos de balón, una acción típica de jugadores con manos muy rápidas y con buena capacidad de anticipación. Decir que me centraré solamente en jugadores de la NBA para este apartado. Un robo de balón muchas veces supone una canasta fácil, un contrataque claro o permite recuperar posesiones tras fallar una canasta, por lo que hay que valorarlas en su justa medida como una acción de gran valor, no sólo para el que lo efectúa sino para el bien de todo el equipo. Normalmente suelen ser jugadores pequeños los que destacan robando balones, pero también tenemos aleros y sobretodo pívots que demuestran tener gran facilidad para apoderarse del balón cuando está en manos del contrario. Dentro de los jugadores pequeños normalmente nos encontramos que los grandes recuperadores de bolas son grandes jugadores también en otros aspectos. Esto choca por ejemplo con lo que pasa en las acciones de rebotes y tapones donde nos encontramos con verdaderos especialistas, jugadores que se concentran sobretodo en algunas partes del juego. Esto no pasa en los recuperadores, los cuales son en muchos casos jugadores bastante completos. Ejemplos de guards en general que destaquen en esta labor, tenemos actualmente a Baron Davis, Larry Hughes y sobretodo y más que nadie a Allen Iverson, probablemente el mejor en esta faceta en la última década. Del pasado hay que recordar a otros grandes de esto como Oscar Robertson, John Stockton, Alvin Robertson, Ray Richardson y como no Michael Jordan que dominó estadísticamente los robos en varias temporadas.













Bastante menos se han prodigado los aleros en los robos, hoy en día, exceptuando Gerald Wallace pocos más dominan con cierta naturalidad esta bonita acción. En el pasado la cosa no andaba mucho mejor y sólo completísimos jugadores como Larry Bird o Scottie Pippen llegaron a liderar este apartado en la NBA. También habría que incluir por altura, aunque no por posición a Magic Johnson dentro de este apartado.


Los pivots mayormente son un caso aparte debido, a que en su tipo de juego el robo de balón no es tan fácil de conseguir y tampoco tienen estructuras físicas que permitan ejecutar esta acción con regularidad. Pero sí existen algunos casos de pivots que destacan por recuperar de vez en cuando balones y permitir así la rápida salida de su equipo hacia el aro contrario. Son muy valorados estos jugadores, ya que también son muy escasos. En su tiempo Dennis Rodman fue un buen ejemplo de esto que comento y actualmente el mejor defensor interior de la liga, Marcus Camby no se queda atrás tampoco. Otro ejemplo es Kevin Garnett, un jugador que desquicia a sus rivales con su intensidad defensiva y habilidosas manos. También en algunos momentos de su carrera tanto Shaq O´Neill como Tim Duncan han destacado en este apartado aunque no son ni mucho menos unos especialistas consumados













Videos: