27 feb. 2008

El día que Vince Carter voló.


Con este título pongo a nombre a una de las jugadas más espectaculares que se han visto en el baloncesto olímpico, concretamente en los últimos años. Ocurrió en los Juegos Olímpicos de Sidney 2000 durante un partido de la primera fase que enfrentaba a la selección estadounidense con la selección francesa. Vince Carter durante un lance del jugo, corre el contraataque y salta de forma bestial sobre el francés Frederic Weis (actual jugador de Bilbao Basket), pívot de 2.18, lo que incrementa aún más el valor de esta jugada. Lo más impresionante es el momento del salto, el cual vuela literalmente por encima del gigantón francés, abriendo las piernas y pasando el propio Weis por debajo de Carter, ante la mirada estupefacta del público australiano y de los comprañeros de equipo de Carter, concretando en la figura de Kevin Garnett que felicitó efusivamente al jugador. Sin duda una postal para la historia del basket, plasticidad y potencia unidas en pos del espectáculo.