21 feb. 2008

Reggie Miller: tiempo de killer


Hoy toca hablar, de uno de los mayores tiradores que ha dado el baloncesto NBA en su historia. Me refiero a Reggie Miller, conocido en el mundo baloncestístico con los sobrenombres de "Miller time" o "The Knick killer". Nacido en Riverside, California paso toda su etapa formativa-deportiva en dicho estado. Reclutado por la Universidad de California (UCLA), se convirtió allí en toda una leyenda, liderando a los "bruins" a sus primeros títulos. Tras un espectacular paso por la NCAA promediando 25 y 22 puntos por partidos en las dos últimas temporadas. Finalmene Miller fue elegido en el puesto 11 del draft de 1987 por la que sería su casa de toda la vida, los Indiana Pacers. A primera vista, Reggie infundía una imagen un poco desacertada de lo que en verdad era. Un jugador alto, delgaducho, espigado, brazos muy finos y largos y una sensación de debilidad física acusada, algo que se olvidaba rápidamente al verlo en acción en la cancha, con una seguridad, un temple y una bravura digna del mayor portento que se haya visto. Durante 18 temporadas defendió y lideró la camisa amarilla de los Pacers, convirtiéndose en el mayor ídolo que jamás paso por el Conseco Fieldhouse. Gracias a su llegada, la franquicia de Indiana volvía por sus fueros y entraba en play-off las temporadas 1989/1990,1990/1991, y sobretodo y especialmente recordadas las de 1993/1994 y 1994/1995 llegando en esta última a la final de conferencia y convirtiendo a Miller en una estrella NBA más que consagrada. Indiana volvió a dos finales más de conferencia en los play off de 1998 y 1999 en los que volvió a perder de forma ajustada hasta que en la temporada 1999/2000 los Pacers llegan a las finales NBA contra los Lakers del dúo de Bryant-O´Neill, pero los 24 puntos por partido de Reggie en dicha serie no le valieron para ganar el anillo y perdieron en el sexto partido.





En años posteriores Reggie Miller no pudo conseguir mayores logros a nivel de equipo, pero su sombra cada vez se hizo más alargada y y un halo de misticismo le rodeaba. Su fuerte carácter en la cancha le hizo tener muchos detractores, ya que muchas veces denotaba arrogancia y una especie de sentimiento de superidad que le hacía jugar cada minuto como si fuera el último. Reggie Miller era un jugador de los que ya no quedan, un tirador puro, capaz de enchufarla desde cualquier lugar y con cualquier defensor delante suya. Tenía una especial facultad para anotar canastas al límite de tiempo o en momentos muy importantes, agrandando así su leyenda de matador, posiblemente el último gran killer, en cuanto a cáracter sobretodo, de la NBA en los últimos años. Durante sus 18 temporadas en Indiana promedio 18 puntos por partido, en 6 de ellas promedió mas de 20 puntos por partido, aunque su especialidad eran los play-off. Era un jugador que guardaba sus energías y todo su arsenal ofensivo para los momentos más importantes y éstos eran los play-off. En uno de ellos llegó a promediar la bestialidad de 35 puntos por partido lo que deja entrever como se las gastaba cuando la cosa se ponía caliente. Pero Reggie Miller no era sólo un gran tirador o anotador, sino que su aportación iba más allá de esto convirtiendose además en un tremendo defensor, buen pasador y reboteador y sobretodo contribuía con liderazgo, sacrificio, ambición y todos estos adjetivos que caracterizan a estrellas de este calado. Cambiando de tema, sus últimas temporadas como profesional coincideron con un período de reconstrucción en la franquicia a la que se le unió una progresiva bajada en la aportación al equipo, cuestión clara de que la edad no perdona. Por ello el 19 de Mayo de 2005 Reggie Miller colgaba las botas como jugador profesional en su querido pabellón y ante la ovación de los miles de fans que despedían a su eterno capitán.

Palmarés:

5 veces all-star, Medalla de oro olímpica (1996), Medalla de oro campeonato del mundo (1994), camiseta retirada por Indiana Pacers, forma parde del salón de la fama de UCLA, aspirante a entrar en el grupo de mejores jugadores dela historia de la NBA, marca de mayor cantidad de triples anotados en NBA con 2560...